En medio de la gira ‘La història és nostra’ (la historia es nuestra) el grupo valenciano Aspencat estrenó ayer el videoclip ‘Som moviment’, tema que forma parte de su último álbum ‘Tot és ara’ y que cuenta con la colaboración del grupo vasco Esne Beltza. En este nuevo trabajo, el grupo apuesta por dejar atrás el clásico videoclip musical y entrelaza los géneros de documental y ficción con imágenes de uno de sus conciertos. “El videoclip nace de la voluntad que tenemos, en esta última gira, de hacer una declaración de intenciones más explícita de lo que ha sido la línea del grupo de estos últimos años de música combativa y reivindicativa”, reflexiona Kiko Tur, voz y alma del grupo.

El videoclip es el resultado de un año de reflexión conjunta entre el grupo Aspencat y la cooperativa creativa de comunicación Tresdeu Media. “Hemos reflexionado conjuntamente y hemos tomado las decisiones creativas de forma grupal. Juntos, hemos guionizado el videoclip y nos hemos desplazado en las grabaciones. El proyecto va mucho más allá del típico esquema de producción audiovisual”, explica Pau Berga, director del videoclip.

“Soy una gota de agua, como cada uno de vosotros. Con muchas gotas haremos un torrente”. Con estas palabras empieza el nuevo videoclip de Aspencat, que interpela a la población a ser movimiento. “Siempre hemos estado disconformes. Nunca hemos estado contentos con la realidad que vemos, día a día, a pie de calle. Los derechos laborales conquistados por nuestros abuelos han quedado reducidos a un caldo de precariedad. Vivimos en la era de la desinformación masiva, donde la empatía está en peligro de extinción. Se levantan vallas y muros, no sólo físicos, que limitan las libertades de las personas. Parece que vivamos en un ‘Gran Hermano’ global donde las fuerzas de seguridad del Estado cada vez disfruten de más impunidad y donde la justicia, ya se sabe, no es igual para todas las personas”, reflexiona Kiko.

La letra del tema ‘Som moviment’ habla de algoritmos, ecuaciones y mínimos comunes. Entre líneas se percibe una alegoría de la lucha. “Intentamos recoger todos los trozos rotos de la sociedad occidental actual con el objetivo de localizar los focos de dolor e insuflar esperanza en vena. El videoclip propone alternativas, transmite ilusiones y revela certezas. Se trata de no desfallecer en estos tiempos de zozobra teledirigida “, comenta Kiko.

De hecho, el grupo ha repensado el formato clásico de videoclip musical. Por un lado, el videoclip nos lleva a reflexionar, a través de una parte ficcionada, sobre los muros. “Vivimos rodeados de muros. No sólo los explícitos y evidentes que todos sabemos que hay en Palestina, Ceuta, México… o de los que se han levantado últimamente en la Unión Europea. Sino, también los muros digitales. Zygmunt Bauman decía en una entrevista que estamos ficcionando nuestra vida, proyectando sólo las partes buenas. En el fondo es una consecuencia, también, del capitalismo. Las relaciones humanas se están mercantilizando”, denuncia Kiko. Por otra parte, el videoclip de ‘Som moviment’ nos acerca a las luchas de Ester Quintana, Diego Cañamero y Enric Duran. “La idea es poner sobre la mesa las luchas e historias de unas personas que han sido agredidas por el sistema. Son un claro ejemplo de valentía, de lucha y de resistencia. Cañamero ha tenido una cincuentena de detenciones y está sordo de un oído por culpa de la agresión de un Guardia Civil; Enric Duran debe estar huyendo y no puede vivir en Barcelona con su familia; Ester Quintana ha perdido un ojo. Ante sus historias, queda evidente que plantarle cara al sistema te puede salir caro“.

En los últimos años se han intensificado las publicaciones de temas musicales y de videoclips con letras e imágenes críticas y combativas. En esta línea, Howard Zinn escribía en el ensayo ‘Artistas y ciudadanía en tiempos de guerra‘ que cuando pensaba en la relación entre los artistas y la sociedad le venía a la cabeza la palabra ‘trascendente‘. “El rol del artista es trascender el saber convencional, trascender la palabra del establishment, trascender la ortodoxia, ir más allá de lo entregado por el Gobierno o lo que dicen los medios”, reflexionaba el historiador. “Como artistas, que podemos llegar a ser referentes para mucha gente, es un deber ser crítico porque, como decía Joan Fuster, toda política que no hacemos será hecha contra nosotros. La cultura debe ser comprometida, reivindicativa y combativa porque tiene el deber de crear pensamiento crítico. Por Aspencat, la música es nuestra manera de luchar y cambiar el mundo. Por eso intentamos estar, con nuestra música, junto a los de abajo; de las clases populares”, concluye Kiko.

Para Zinn, el truco para actuar de una manera trascendente consistía en pensar en aquellas preguntas que la autoridad no hace. En el videoclip de ‘Som moviment’, Kiko Tur e Ivan Gosp, vocalistas de la banda, lo han hecho de manera específica y han cogido carretera y manta para encontrarse con los tres protagonistas del videoclip. La pieza contiene pequeños fragmentos de las entrevistas realizadas a Ester Quintana, Diego Cañamero y Enric Duran.

Historias de lucha, resistencia y compromiso

Ester Quintana

“Necesito que se haga justícia. Lo necessito tan yo como el resto de la población para volver a creer en el Gobierno y el resto de Instituciones”

Ester Quintana recibió el impacto de un proyectil de foam o una pelota de goma disparada por un Mosso d’Esquadra, lo que le hizo perder un ojo. Los hechos ocurrieron durante la huelga general del 14 de marzo de 2012 en Barcelona. En primera instancia el consejero de Interior, Felip Puig, negó todos los hechos pero gracias a las imágenes proporcionadas por medios de comunicación locales se demostró que mentía. Se puso en marcha una comisión de investigación en el Parlament de Catalunya y el caso llegó a juicio. Con el caso de Ester Quitana se logró la prohibición de las pelotas de goma pero los Mossos resultaron absueltos de los cargos ya que no se pudo demostrar que los acusados fueran los autores materiales de los hechos.

Estamos totalmente indefensos. En un momento en el que están para protegerte, te atacan. No creo que se tenga que reprimir disparando. Antes se debe llegar al diálogo“.

Diego Cañamero

El parlamento real del pueblo son sus calles y sus plazas. La única manera de cambiar arriba es que a bajo haya una fortaleza

Diego Cañamero es una de las caras visibles de la lucha de los trabajadores del campo en Andalucía. Fue secretario general del SOC desde joven y, posteriormente, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores, SAT. Su intensa actividad sindical contra propietarios agrícolas a través de la ocupación de fincas, para exigir la cesión de las tierras por los trabajadores del campo, le ha llevado a tener más de cincuenta detenciones y sesenta juicios. En 2010 Cañamero se declaró insumiso judicial. Fue alcalde de El Coronil, de 1987 a 2001. Entre sus prioridades de gobierno destacan los planes de vivienda social y los bancos públicos de tierras. Actualmente, Cañamero ostenta el acta de diputado en el Congreso, en el lugar de Andrés Bódalo, que era el candidato elegido antes de ser detenido.

Las cosas, como decía Saramago, no son para siempre. Ni las victorias ni las derrotas. Hay que ser siempre rebelde, utópico y hay que luchar para cambiar esta sociedad. Y lo conseguiremos. Nunca podemos renunciar a los valores fundamentales del ser humano: la libertad, la justicia, la paz y los derechos. Nunca“.

Enric Duran

“Estamos construyendo, desde abajo, alternativas al capitalismo que demuestran que la sociedad se puede organizar de otra manera y que otro mundo es posible”

Enric Duran permanece actualmente en paradero desconocido como resultado de una orden de búsqueda y captura dictada por la justicia española. En 2008 ‘estafó’ cerca de medio millón de euros a diferentes entidades financieras para denunciar el ‘depredador sistema capitalista’, dándolos a diversos movimientos sociales anticapitalistas. Con esta acción pretendía denunciar el poder que tienen los bancos de crear dinero. Enric Duran ha sido miembro activo de muchos proyectos y alternativas de base al capitalismo, entre las que destacan los colectivos Tiempo de re-vueltas, la Cooperativa Integral Catalana y, desde 2014, el Faircoop.

Cada uno puede participar de su manera, desde su realidad local, desde su conocimiento y enredándose con la gente de su entorno. No debemos obedecer el sistema estatal sino que construimos otra realidad para, de alguna manera, obedecer a nosotros mismos. Cualquier decisión que tome en su vida cotidiana tiene un impacto social, político y económico“.

Clamor a la desobediencia civil

En el videoclip de ‘Som moviment’, Ester Quintana, Diego Cañamero y Enric Duran identifican la desobediencia como herramienta necesaria para cambiar el horizonte de las clases populares. “Siempre que haya unas leyes injustas, puede que la única forma de cambiarlas sea desobedeciéndolas”, reflexiona Quintana parafraseando a Gandhi. “Las leyes deben estar al servicio de la gente. La insumisión y la desobediencia ante lo injusto es necesaria”, nos recuerda Cañamero. “Si llegamos a ser decenas de miles de personas desobedeciendo, conjuntamente, no nos podrán parar”, concluye Duran.

La justicia debe estar por encima de la ley. Combatir la institucionalización de la injusticia y proteger determinados valores políticos y sociales es lo que hizo Henry David Thoreau, uno de los máximos exponentes teóricos y prácticos de la desobediencia civil. Daba apoyo a todas las acciones que se encontraban en el límite de la legalidad -e incluso fuera- para mejorar las condiciones sociales de su sociedad. Muchas personas siguieron sus pasos: Mahatma Gandhi, Nelson Mandela, Martin Luther King, Louise Michel, Rosa Parks, Kate Sheppard, Pepe Beúnza o el mismo Enric Duran.

Como decía Salvador Allende, “la historia es nuestra y la hacen los pueblos”. Esta historia nos ha demostrado, y continúa haciéndolo, que estar a la altura de las circunstancias es hacer frente a las injusticias. Pongámonos a ello.

Anuncios